Ayudando A Los Que Se Quedaron Atrás

January 26, 2007 | En Español

Por Matthew Goldstein, Chancellor, The City University of New York

El año pasado, el Alcalde Michael Bloomberg convocó una Comisión para la Oportunidad Económica, con el fin de recomendar estrategias para reducir la pobreza y aumentar las oportunidades de lograr el éxito financiero. La educación superior tiene que ser un socio central en la lucha de esta campaña contra la pobreza, y las universidades de dos años del sistema de la Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY) en particular, tienen que ser los lugares donde los estudiantes de bajos ingresos puedan empezar a construir futuros más estables.

El graduarse a tiempo de la universidad es la mejor alternativa para un futuro brillante, pero hay demasiados estudiantes de universidades de dos años que no han podido completar los programas de grado asociado en que se matriculan. A nivel nacional, solamente el 16 por ciento de los estudiantes de universidades de dos años reciben un grado asociado en unos seis años desde que empezaron la universidad. Mientras algunos estudiantes se transfieren a programas de licenciaturas antes de completar el grado asociado, muchos otros no lo hacen.

La Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY) está comprometida a ayudar a todos los estudiantes a que logren el éxito educativo; y como resultado de nuestro trabajo con la Comisión del Alcalde y nuestros esfuerzos a largo plazo para enfrentar asuntos relacionados a la pobreza, estamos lanzando una nueva propuesta creativa para la educación proveída en las universidades de dos años; la propuesta ha sido denominada: A.S.A.P. (Accelerated Studies in Associates Programs) que quiere decir Estudios Acelerados en Programas de Asociados. Este modelo innovador está vinculado al objetivo principal de las universidades de dos años—el preparar a los estudiantes para los trabajos que paguen bien y que le beneficien a ellos y a las comunidades que les rodean.

A.S.A.P. esta diseñado a realzar las habilidades de los estudiantes para que se gradúen a tiempo con las destrezas que se requieren en el mercado competitivo de hoy.
Empezando este otoño, mil estudiantes de bajos ingresos van a ser seleccionados para que se aprovechen de este programa innovador en las seis universidades de dos años de CUNY. La meta es que el 50 por ciento de los participantes obtengan su grado asociado y también empleo o que entren a un programa universitario de cuatro años en un plazo de tres años, y además que el 75 por ciento lo haga dentro de cuatro años. Es un objetivo muy ambicioso y refleja nuestra fe en el potencial de nuestros estudiantes, y sobre todo refleja nuestra certeza de que la educación de alta calidad resulta en un mejor futuro.

A.S.A.P. enfatiza en el aumento de los servicios de apoyos académicos, tutorías, y la interacción estudiantil.

  • El programa reclutará a estudiantes en su cuarto año de la escuela secundaria y adultos que estén o no trabajando, que estén muy motivados, y que sean de bajos ingresos; el reclutamiento será basado en recomendaciones de consejeros, maestros, grupos comunitarios y de otras organizaciones e individuos. Para asegurar que estén preparados para la universidad, los que sean aceptados tendrán que completar estudios preparatorios antes de empezar el programa universitario.
  • Los participantes también van a tener la oportunidad de empezar sus estudios universitarios temprano por medio de un componente de verano que incluye matriculas y experiencia de trabajo pagada por la universidad. Esto permitirá que los estudiantes se familiaricen con las expectativas de la universidad y del trabajo, y también eliminará las barreras financieras que muchas veces impiden a los estudiantes de bajos ingresos a que participen en programas de enriquecimiento de verano, programas extracurriculares o programas de internados.
  • Una vez que los participantes empiecen el programa y cuando sea posible, serán colocados en grupos pequeños dentro del área de aprendizaje relacionada con sus carreras. Gran parte de sus trabajos académicos serán hechos dentro de estos grupos de apoyo. Los estudiantes también trabajarán medio tiempo en el área relacionada a sus estudios, incluyendo salud, hospitalidad, ventas, o profesiones legales. A cada grupo le será asignado a tiempo completo un miembro de la facultad con experiencia en consejería, un experto en desarrollo laboral y también tutores, quienes van a trabajar en estrecha colaboración para ofrecer el apoyo y la orientación necesaria a los estudiantes, muchos de los cuales son los primeros en sus familias en cursar estudios universitarios.
  • El modelo A.S.A.P. combina la preparación pre-universitaria, la participación a tiempo completo en un programa de grado, más apoyo académico y de colegas, y experiencia de trabajo pertinente pagada para crear un ambiente académico consistente y sin hacinamiento. Por medio de la integración de componentes académicos y de trabajo, el programa ofrece a los estudiantes la base intelectual y experiencias laborales necesarias que le aumentarán las posibilidades de adquirir un título universitario y garantizarse un futuro que promete estabilidad financiera y satisfacción personal. Aquellos que completen el programa estarán en una posición académica y financiera más sólida para continuar su educación en el futuro, y así avanzar a lograr carreras de cuatro años y más.

La Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY) ocupa una posición única para remediar el debilitamiento causado por los efectos a largo plazo dejados por la pobreza en el Estado de Nueva York, donde las consecuencias de la pobreza educativa y económica pueden ser muy extremas. Tenemos fe en el enorme potencial de nuestros estudiantes en las universidades comunales y en las habilidades expertas de la facultad y los empleados de esos centros de educación superior; y es por ello que estamos prestos para ayudar a todos los estudiantes a crear sus propios caminos hacia el éxito.