Nuevas estrellas en el horizonte

December 14, 2009 | En Español

Una escuela de arquitectura transformada en City College y un nuevo centro de recreo en Brooklyn College marcan el paso para otros diseños prácticos y elegantes en otros cámpuses.

La largamente esperada inauguración de dos extraordinarios edificios diseñados por el prominente arquitecto Rafael Viñoly en City College y Brooklyn College ocurrió durante el semestre de otoño. Son los primeros edificios académicos nuevos en esos cámpuses en décadas. El Consejo Administrativo de la Universidad, mientras tanto, aprobó la mudanza de la Escuela de Leyes de CUNY a sus nuevos y extensos locales en Long Island City e inició la construcción en East Harlem de un edificio de residencias universitarias para el Centro de Estudios de Posgrado (The Graduate Center).

City College celebró la inauguración del nuevo hogar de la Escuela de Arquitectura Bernard and Anne Spitzer, un edificio de 118 mil pies cuadrados construido sobre los cimientos y enmarcados de una biblioteca construida en 1950. La firma Viñoly, con base en Nueva York, reconocida por el diseño de edificios públicos y educativos dentro y fuera de Estados Unidos, transformó la estructura en un deslumbrante espacio multifuncional para la única escuela pública de arquitectura de la ciudad de Nueva York.

Además de los consabidos salones de clases, estudios de diseño y oficinas, el nuevo hogar de la escuela Spitzer ofrece un laboratorio de diseño digital, un auditorio y un anfiteatro en la terraza con vistas sur del Parque Central y de los rascacielos del centro de Manhattan. Pero el foco de atención es el atrio de cinco pisos que ilumina el edificio con luz diurna desde el techo hasta el primer piso y que incluye una serie de escaleras de acero y puentes peatonales entrecruzados. Como muchos de los diseños de Viñoly para universidades e instituciones, el diseño promueve el movimiento fluido y la interacción de los usuarios del edificio.

“Con estos extraordinarios espacios nuevos, la Universidad reafirma su superioridad nacional para utilizar sitios urbanos complejos y crear ambientes de aprendizaje en educación superior funcionales e innovadores”, dijo Iris Weinshall, vice canciller de planificación, construcción y administración de instalaciones. “Nuestros estudiantes y profesores merecen espacios que fomenten su energía creativa porque las energías creativas crean conocimiento”.

Muchos cámpuses se han beneficiado del multimillonario programa de construcciones de la Universidad, y nuevos edificios empezarán a funcionar en los próximos años en Medgar Evers College, Bronx Community College, John Jay College y Lehman College, entre otros, destacó la vice canciller.

En City College, Bernard Spitzer, un prominente promotor inmobiliario, y su esposa, Anne, profesora adjunta de literatura inglesa en  Marymount Manhattan College, donaron $25 millones a la escuela de arquitectura. Éste es el primer edificio académico de City College en más de dos décadas. Bernard Spitzer se graduó de City College en 1943; Eliot Spitzer, ex gobernador del estado de Nueva York, es su hijo.

Ha pasado aún más tiempo desde que Brooklyn College estrenó un edificio – 40 años para ser exactos – cuando 200 empleados de CUNY, legisladores estatales y locales, facultad y estudiantes (incluido su equipo de animadores), se reunieron para inaugurar el Cuadrángulo  Oeste (West Quad Building) de la Universidad. En 2001, se contrató a la firma Viñoly para restaurar la visión del plan maestro de Brooklyn de 1937, recreando el cuadrángulo oeste para mejorar su apariencia estética, y estableciendo una nueva sede para servicios estudiantiles y la última palabra en instalaciones para educación física y recreo. El nuevo edificio de cuatro pisos, con estructura de vidrio y ladrillo, y un césped frontal que Viñoly describe como una “sala exterior” del campus, reemplazó al antiguo —y demolido— Edificio Plaza.

Mientras que dos cámpuses de CUNY festejaban la inauguración de sus nuevos edificios, el Consejo Administrativo de la Universidad aprobó los planes de expansión de otros dos – en uno de ellos mudando el campus completo a una sede más espaciosa. El 29 de septiembre los miembros del Consejo autorizaron la reubicación de la Escuela de Leyes en Flushing, Queens, de un edificio de 26 años a otro ubicado centralmente en Long Island City con casi 70 mil pies cuadrados más, que será mas accesible a los estudiantes que usan transporte público y permitirá que la escuela ofrezca un nuevo programa a tiempo parcial.

De acuerdo al nuevo plan aprobado por el Consejo, CUNY ocupará, como propietaria de condominio, seis pisos para su Escuela de Leyes en un edificio “ecológico” de 14 pisos de propiedad de Citigroup en la histórica Court Square. Citigroup mantendrá posesión de los ocho pisos superiores. La mudanza debe completarse a tiempo para las clases de otoño de 2011, y dará lugar a  otra reubicación y expansión: la Escuela de Educación de Queens College se mudará a las instalaciones de la Escuela de Leyes en Flushing, contiguas a su campus.

En la misma reunión, el Consejo aprobó el primer paso para otro proyecto de construcción de la Universidad: el arrendamiento de un terreno en East Harlem donde se construirá un edificio de residencias universitarias para el Centro de Estudios de Posgrado. El sitio, en la calle 118 este entre las avenidas Lexington y Tercera, queda adyacente a un nuevo campus de la Escuela de Asistencia Social de Hunter College. El proyecto de $29 millones, que debe terminarse en el otoño de 2011, proveerá alojamiento principalmente a estudiantes de posgrado y profesores de CUNY. El proyecto consta de un edificio de ocho pisos con 77 apartamentos, que van desde estudios hasta algunos de cuatro dormitorios.

#