El alcalde Bloomberg anuncia alianzas con IBM y la Fundación Gates que apoyan la meta de doblar las tasas de finalización de estudios para la graduación

November 15, 2010 | En Español

El alcalde Michael R. Bloomberg inauguró hoy Education Nation (Nación de Educación), programa cumbre de la NBC, con el anuncio de planes para preparar a todo estudiante de la ciudad de Nueva York a seguir estudios universitarios y carreras en una economía global cada vez más competitiva.

Para asegurar que todo menor tenga acceso a maestros aptos, la ciudad utilizará una donación de estímulo para maestros de $36 millones del Departamento de Educación de Estados Unidos (USDOE) para que maestros altamente capacitados trabajen en escuelas de bajo rendimiento como mentores de los maestros en esas escuelas. Nuevas tecnologías y estrategias que ayuden a cada alumno a personalizar el aprendizaje redundarán en la creación de 400 Escuelas de Innovación en los próximos tres años.

La ciudad también cambiará el método de conceder titularidad (tenure), estableciendo un sistema de valoración que asegurará la relación entre la titularidad y el desempeño en clase. La ciudad establecerá además nuevas alianzas con el sector privado, incluso una con IBM y la Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY). En un esfuerzo conjunto, la alianza inaugurará una nueva escuela entre los grados 9 y 14 que permitirá a los estudiantes obtener un Grado Asociado y ser los primeros en lista para un trabajo con la IBM. La ciudad también establecerá un grupo de trabajo conjunto apoyado por una donación de $3 millones de la Fundación Gates para alinear las normas entre las escuelas públicas de Kindergarten al 12º grado y las universidades comunitarias en un esfuerzo por doblar las tasas de finalización de estudios universitarios para fines de la década.

“Cada uno de nosotros tiene una tarea por delante para que un sistema de educación que ha quedado a la retaguardia ingrese en el siglo 21”, dijo el alcalde Bloomberg. “La ciudad de Nueva York se enfrenta a este desafío y colocará los cimientos para asegurar que cada graduado de secundaria está listo para empezar la universidad o iniciarse en una carrera. Al recompensar a maestros capacitados para este esfuerzo, al incorporar la tecnología a nuestros salones de clase y al crear alianzas con el sector privado, incrementaremos las mejoras de los últimos ocho años y contribuiremos a que los escolares de la ciudad de Nueva York tengan el futuro que se merecen”.

Al puntualizar la importancia de la calidad y efectividad de los maestros, la ciudad se propone redoblar sus esfuerzos para colocar maestros de alta calidad en cada salón de clases. La semana pasada la ciudad de Nueva York recibió una donación de $36 millones por su  participación en la competencia del Fondo de Estímulo para Maestros del Departamento de Educación de Estados Unidos (Teacher Incentive Fund — TIF), que utilizará para ayudar a estudiantes a quienes les cuesta trabajo mantenerse al nivel de la clase dándoles “supermaestros” y maestros que den un giro positivo en escuelas con problemas de enseñanza. El dinero se proporcionará para aumentar la compensación de ambos tipos de instructores —un 30 por ciento adicional para los supermaestros y un 15 por ciento para maestros que permitan el giro positivo, que hayan demostrado mejoras notables en los logros estudiantiles. Además, la ciudad ampliará su programa “director ejecutivo” con 10 directores adicionales para mejorar los resultados entre los estudiantes de las escuelas con problemas de enseñanza.

La ciudad también implementará un sistema de valoración de cuatro niveles para determinar si un maestro merece las protecciones del puesto por vida que concede la titularidad. A partir de este año, sólo los maestros clasificados “efectivos” o “altamente efectivos” tendrán derecho a la titularidad. Esta medida transformará el sistema de titularidad, que ahora se da por hecho, a uno que se gana mediante el buen rendimiento en clase. La titularidad puede obtenerse en el tercer año, o en cualquier otro momento futuro, siempre supeditada a que el maestro haya tenido un impacto positivo en los logros del alumnado.

“La crisis en nuestras escuelas es urgente, pero no es desesperada”, dijo el canciller Klein. “Si adoptamos medidas audaces – desafiando modelos tradicionales en los salones de clase y en las prácticas de empleo, elevando las normas y creando un puente a la universidad y al empleo – tendremos un verdadero impacto en el futuro de nuestro país”.

“Demasiados escolares caen en el olvido y no obtienen la educación que necesitan”, dijo el vice alcalde Dennis Walcott. “Al implementar una combinación de inversiones públicas y alianzas con fundaciones particulares, la ciudad podrá efectuar reformas audaces, redefinir prácticas comunes en la educación pública y darles a los niños la educación que merecen”.

Para empoderar a los maestros a cumplir las necesidades de cada niño, la ciudad ha iniciado una serie de innovaciones en 80 escuelas – en tecnología, tiempo en clases y modalidad de instrucción. Cuarenta escuelas formarán parte de una “escuela virtual” modelo que integre enseñanza por internet con instrucción personal en el salón de clases, lo que permitirá a los alumnos a aprender a su propio ritmo. Siete escuelas pilotearán las innovaciones en cuanto al empleo del tiempo y personal en las escuelas, implementando nuevas maneras de extender el año escolar y aumentar el tiempo en el salón de clases. Y 30 escuelas introducirán tecnología para ayudar a los maestros a evaluar el progreso de los alumnos en tiempo actual. Al aumentar el número de Escuelas de Innovación a 400 en los próximos tres años, la ciudad de Nueva York cambiará fundamentalmente el modo en que los maestros apoyan el aprendizaje de los alumnos. En lugar de pasarse el día dictando clase en salones llenos, los maestros podrán valerse de la tecnología para individualizar las tareas de acuerdo con los estilos y necesidades de aprendizaje de los alumnos, trabajando con ellos individualmente, en equipos pequeños o en proyectos diseñados específicamente para ellos.

Dentro de una economía global de competencia creciente, la ciudad también continuará esforzándose por elevar los niveles de preparación de los estudiantes a la universidad o hacia carreras en el siglo 21. En 2008, la Universidad de la Ciudad de Nueva York y el Departamento de Educación, apoyados por una gama de organizaciones comunitarias, inició una alianza dedicada a elevar los niveles, compartir información, y medir el éxito de estudiantes que se gradúan de las escuelas secundarias de la ciudad. Actualmente, la Fundación Bill y Melinda Gates y la Liga Nacional de Ciudades anunciaron que reconocerían esta alianza con una donación de $3 millones, y la ciudad de Nueva York es uno de cuatro recipientes de la Communities Learning in Partnership (CLIP) Implementation Grant (Comunidades que Aprenden en Alianza —CLIP) de la fundación. Los otros recipientes son San Francisco y Riverside, California, y Mesa, Arizona. La ciudad de Nueva York utilizará este dinero para alinear las normas académicas de sus escuelas secundarias y las universidades comunitarias de la ciudad; mejorar la coordinación de la consejería académica; y trabajar en el desarrollo de un punto de referencia común para medir el grado de preparación universitaria, que puede utilizarse en el sistema de responsabilidad de la ciudad para calificar las escuelas en todos los niveles.

“Estamos profundamente agradecidos a la Fundación Gates por su generoso apoyo a CUNY y sus aliados en su empeño de preparar a los alumnos para enfrentarse a los extraordinarios retos del siglo 21”, dijo Matthew Goldstein, canciller de CUNY. “Todos sabemos que sin la preparación y apoyo adecuados en los grados K-12, seguidos de sólidos programas académicos en la universidad, será un reto para todo alumno obtener un grado universitario. Todos los educadores en los grados K-16 deben trabajar juntos —consistente y abiertamente — para alcanzar a cada alumno. Aunque hemos forjado una estrecha colaboración con el Departamento de Educación de la ciudad, el propósito de esta donación es alinear aún más nuestros dos sistemas, para asegurarnos de que todos los estudiantes de secundaria, al graduarse, están preparados para el trabajo universitario. Sólo entonces podemos maximizar el éxito universitario, que se define con tasas de graduación más altas. Con la ayuda de esta generosa donación, vamos bien encaminados no sólo a realzar nuestra alianza, sino también a acercarnos a nuestra meta de doblar el número de estudiantes que se gradúan de todas nuestras universidades comunitarias en el transcurso de los próximos diez años”.

Mediante el apoyo generoso de IBM, el Departamento de Educación y la Universidad de la Ciudad de Nueva York también trabajarán conjuntamente para desarrollar una escuela que vaya del 9º grado hasta el equivalente del 14º. Los alumnos recibirán instrucción en los cursos básicos tradicionales, al mismo tiempo que aprenden nociones básicas en ciencias de la computación. Todos los alumnos tendrán la oportunidad de graduarse del 14º grado con un Grado Asociado y posible puesto con IBM.

La ciudad también trabajará con legisladores estatales para eliminar legislación anticuada que requiere que las escuelas compren textos impresos y fuercen a los estudiantes a estudiar temas que ya han dominado.

En los últimos 8 años, los 1,1 millones de estudiantes de la ciudad de Nueva York han progresado. Las tasas de graduación han aumentado en 16 puntos y nuestros estudiantes africano-americanos e hispanos han cerrado la brecha de logro étnico en las pruebas estatales en un 37 por ciento en lectura y un 18 por ciento en matemáticas. Las propuestas trazadas hoy buscarán mejorar la competencia estudiantil en los grados K-12 y doblar la tasa de graduación en los programas de 4 años para el año 2020.