De madre sin hogar a postgrado honorifico

June 24, 2011 | En Español

Decidida a lograr el éxito y obtener una educación, Rosse Mary Savery, de 35 años de edad, emigró a Nueva York de la República Dominicana a escasos 8 años. No obstante, y después de graduarse con hon¬ores de Washington Irving High School, Savery tuvo que dejar la universidad East¬ern Michigan, debido a que su beca ter¬mino.

Más tarde, ya madre de dos hijas en la Florida, nuevamente tuvo que poner a un lado su educación. Cuando perdió su empleo, el sueldo de su marido no podía pagar sus cuentas. Así que la familia de¬cidió mudarse nuevamente a Nueva York, donde Savery y su esposo podian terminar sus estudios.

Cuando ella se matriculó en Queens Col¬lege, su familia vivía en un refugio para desamparados en Brownsville, Brooklyn.

“Yo estaba muy agradecida por el al¬bergue, porque teníamos un techo donde vivir, sin embargo, fue muy desagradable”, dijo Savery. “Me sentí como si estuviéramos en una cárcel, las familias éramos tratadas como delincuentes y al mismo tiempo nos rodeaban la violencia y las drogas.”

Con la ayuda de la facultad de Queens College, Savery,  con la carrera de soci¬ología, pudo completar el semestre de pri¬mavera, acumulando un promedio de 3,93 mientras trabajaba de medio tiempo como asistente de maestro para una escuela pública de Queens. La familia de Savery pudo dejar el albergue y actualmente viven en un apartamento en Queens.

“Ser perseverante, me ha permitido tener éxito, además, estoy bendecida con una familia que siempre me ha apoyado”, dijo Savery. “Mi esposo siempre me alienta emocional y físicamente y me ha empujado a ser quien soy hoy en día. Somos un gran equipo.”

Savery celebró su graduación en junio acompañada por su esposo y sus dos hijas. Savery está consciente de lo difícil que es el camino para llegar donde se encuentra hoy.

“Es fundamental contar con una lista de todas tus metas y llevarlas a cabo una a la vez. A pesar de lo difícil que pueda parecer algo, tienes que darlo todo,” dijo Savery. “Mi mayor obstáculo fue organizar mi tiempo para mantener buenas notas, estar ahí para mis hijas, trabajar y cuidar de mi casa.”

Después de graduarse, Savery planea continuar sus estudios y convertirse en una trabajadora social.

“No es donde se comienza, sino donde se termina, con perseverancia, fe, y una acti¬tud positiva. Rodearte de aquellos que creen en ti y te apoyan.”

JUNIO 24, 2011 • EL CORREO DE QUEENS • WWW.QUEENSCOURIER.COM