Estudiante de City Tech Jessica Castillo se Proyecta como Preservadora Histórica; Ha Sido Elegida Salutatorian de la Clase 2013

May 21, 2013 | En Español

Brooklyn, NY — Cuando Jessica era una niña, jugaba con legos construyendo casas y pirámides pensando ser constructora. Jessica comenta “constantemente estaba pensando en construir cosas, intentaba usar todas las piezas posibles para hacer grandes estructuras.”  Jessica fue elegida Salutatorian 2013 de New York City College of Technology (City Tech), siendo la segunda de su promoción.Castillo_lowres

Castillo,  de 25 años, recibirá su título de bachillerato en tecnología arquitectónica en la graduación de City Tech a realizarse el 4 de Junio, se ha preparado para una carrera en arquitectura con especialidad en preservación histórica.

Comenta que “amo los edificios antiguos”, siendo uno de sus favoritos el terminal Grand Central. “Vivimos en la ciudad mas importante del mundo. Tenemos tanta historia y hay demasiado daño estructural que la gente desconoce. Me apasiona ayudar a preservar la arquitectura, así futuras generaciones también podrán disfrutar de ellas.”

Castillo, quien ha sido una artista, desde que ella tiene memoria, comenzó su carrera en Brooklyn Technical High School, estudiando arquitectura, aprendiendo a usar el computador para diseñar (CAD, computer-aided design), planificación de edificios y construcción. En City Tech, ella combinó sus habilidades para el dibujo con cursos en diseño y planificación espacial y también  como tutora, apoyando a estudiantes de arquitectura.

Jessica comenta “mis profesores siempre me motivaron a desarrollarme más y a ver las cosas desde distintas perspectivas,” ella termina sus estudios con un promedio final de 3.84 de un total de 4.0 puntos. Ella continua diciendo, “para llegar a lograr hacer realidad algo que se tiene en mente, algo que es funcional y que todos puedan usar, usted debe pensar no solo en como usted  siente acerca de eso, pero además, como otros sienten acerca de lo mismo.”

Como ejemplo, ella recuerda un proyecto que realizó en una de sus últimas clases de diseño como parte de su programa en City Tech. El desafío fue diseñar algo en un estilo que nunca lo hubiese usado anteriormente. “Decidí crear una universidad que estuviese enfocada en animación. Animación es otra de mis pasiones.”

Castillo se desafió a si misma para cambiar el hábito de crear cosas simétricas y rectilíneas. Y para hacer las cosas aún mas difíciles, ella escogió un sitio triangular y con pendiente. Todo el semestre fue dedicado a este proyecto, diseñando la escuela, investigando que equipos se necesitan en una escuela de animación y creando el currículo. “Ella recuerda que estuvo tan concentrada en este proyecto, que tenia sueños acerca de él.”

La experiencia que ella acumuló es algo que le apoyará en su futuro. “Una de las partes más difíciles del proyecto fue crear un modelo tridimensional, puesto que mi diseño era muy orgánico; las formas eran curvas como páginas moviéndose.”

“Me dí cuenta que la única manera de lidiar con esto era enfocándome en mis fortalezas para completar el proyecto, fui capaz de crear dibujos y un modelo físico para apoyar mi visión del plano tridimensional.”

Castillo sabe que ser un arquitecto exitoso requiere más que habilidades artísticas y técnicas. Después de graduarse de Brooklyn Tech, ella trabajó como guía en New York Hall of Science en Queens, guiando y educando a los visitantes.

Siendo estudiante en City Tech, ella fue parte del programa Hall of Science’s Science Carreer Ladder, un programa de educación y empleo que ofrece experiencia de trabajo a los estudiantes de universidad. Ella llegó a ser supervisora de otros guías, fue líder de seminarios de trabajo, de programas después del colegio y dio demostraciones, incluyendo una en la cual disecó el ojo de una vaca y explicó sus diferentes partes

“Lo que es fantástico acerca de mi experiencia en Hall of Science, es que aprendí acerca de liderazgo y de hablar en público. Como arquitecto, cuando se habla con un cliente o se presenta un proyecto a un comité, es necesario estar preparada para defender y explicar lo que se ha diseñado. Si se esta en una posición de poder en una firma, hay que ser capaz de ser un líder que lleve adelante la visión de la compañía.”

Para lograr sus sueños, Jessica ha tenido que hacer grandes esfuerzos. Ella espera obtener un trabajo de práctica para poder aprender todos los bemoles de trabajar en una compañía de arquitectura. También estoy considerando continuar con mi educación. Mis planes no están escritos en piedra, pero hay ciertas cosas que se que quiero hacer. Quiero estar aquí en la ciudad de Nueva York. No solamente es mi casa, pero es también una de las mejores salas de clase que un estudiante y entusiasta de arquitectura podría soñar.”

Jessica, quien vive en Briarwood, Queens, se da cuenta que tiene mucho que agradecer; a sus padres, quienes vinieron a Estados Unidos desde El Salvador en los 80, ellos la apoyaron y también a su hermana mayor, a ir a la universidad. La carga de trabajo y el problema financiero fueron un desafío, ella comenta “pero con una familia dedicada, ambición y un chocolate, no había nada que me detuviera.”

New York City College of Technology (City Tech) of The City University of New York (CUNY) es el colegio tecnológico público más grande del Estado de Nueva York. Localizado en la calle 300 Jay, en el centro de Brooklyn, City Tech tiene una matricula de más de 16,000 estudiantes en 65 programas de bachillerato, asociado y certificación.