LA RECONSTRUCCIÓN

Después de la Guerra Civil, con la esclavitud abolida y la Confederación derrotada, surgió la posibilidad de un “Nuevo nacimiento de la libertad” (como abogaba Lincoln en el discurso de Gettysburg) basada en la igualdad racial y garantizada por el gobierno federal. Con la derrota de las políticas racistas de reconstrucción del Presidente Andrew Johnson, el Congreso republicano implementó las Enmiendas Décimocuarta y Décimoquinta para darles el derecho a la ciudadanía y acceso al voto a los libertos.

Los esclavos recién emancipados no necesitaban que se les explicara el significado de la libertad, que incluía la ciudadanía, la educación, el derecho al voto, libertad de movimiento, reconocimiento legal de sus familias y redistribución de tierras. El Congreso envió soldados de la Unión al sur para garantizar la seguridad del voto y para proteger las vidas de los afroamericanos libertos y sus aliados blancos. Los votantes sureños eligieron afroamericanos al Senado y la Cámara de Representantes, las asambleas legislativas estatales y otros cargos locales.

La Reconstrucción también desafió la creencia tradicional de que la libertad exigía un gobierno federal limitado, ya que su papel como garante de la libertad y protector de los derechos civiles había incrementado. Aunque se logró un progreso considerable, la Reconstrucción terminó demasiado pronto para poder completar la transformación del sur. El racismo, una severa depresión económica, el agotamiento del norte con los problemas del sur y la campaña de violencia organizada contra los afroamericanos y sus aliados blancos descarrilaron la Reconstrucción. El Compromiso de 1877 retiró las últimas tropas federales de los estados sureños y terminó formalmente la Reconstrucción. Los afroamericanos continuarían ejerciendo algunos derechos al voto en el sur hasta los 1890, pero paulatinamente se les despojó del poder político, social y económico. Transcurrió más de medio siglo hasta que el movimiento de derechos civiles realizó una campaña exitosa para recobrar los derechos efímeramente obtenidos durante la Reconstrucción.