LOS VIAJEROS DE LA LIBERTAD

Los Viajeros de la Libertad
de Inmigración de Miami,
Fla., cantan juntos en apoyo
a los derechos de los
inmigrantes tras llegar a
Washington, D.C., octubre
primero, 2003.

El Congreso de Igualdad Racial (C.O.R.E.) comenzó a poner a prueba la decisión de la Corte Suprema que prohibía la segregación en los autobuses interestatales al organizar los primeros Viajes de la Libertad en 1947. Sureños encolerizados atacaron a un grupo racialmente mixto cuando entraron al sur. Las autoridades de Carolina del Norte arrestaron a algunos viajeros de la libertad y los condenaron a trabajos forzados.

En 1961, un nuevo grupo de activistas interraciales del C.O.R.E. comenzaron una jornada similar en autobuses interestatales. Con los blancos en los asientos sólo para negros y  vice versa, planeaban un viaje de Washington, D.C., a Nueva Orleans, y se encontraron con una resistencia violenta y feroz a lo largo del trayecto. En Anniston, Alabama, las turbas apedrearon un autobús, le desinflaron los neumáticos, y le tiraron bombas incendiarias cuando se fue del pueblo. Las autoridades apoyaron activa o pasivamente estos incidentes violentos. Por medio de su lucha no-violenta, los Viajeros de la Libertad se enfocaron en la injusticia. En los años sesenta, la administración de Kennedy se vio forzada a actuar, y la Comisión Interestatal de Comercio prohibió la segregación en todos los locales bajo su autoridad.

Los Viajeros de la Libertad de
Inmigración de Miami, Fla.,
cantan juntos en apoyo a los
derechos de los inmigrantes
tras llegar a Washington,
D.C., octubre primero, 2003.

Cuatro décadas después, una nueva generación de activistas se embarcó en viajes de  libertad para defender los derechos de los inmigrantes. Más de mil inmigrantes viajaron por todo el país, manifestándose con simpatizantes a lo largo de la jornada. Los nuevos viajeros de la libertad exigían la legalización de todos los inmigrantes, una vía clara hacia la nacionalización, el derecho de los inmigrantes de reunirse con sus familias y nuevas protecciones en el trabajo. Al igual que la generación anterior, los inmigrantes (sobre todo los indocumentados) usan los viajes de la libertad para que se oigan sus voces como parte de un mayor movimiento de justicia económica y social.

Un autobús lleno de “viajeros de la libertad”, incluyendo a cuatro profesores universitarios blancos y tres estudiantes afroamericanos, llega a Montgomery, Alabama, el 24 de mayo de 1961, protegidos por la policía y la Guardia Nacional.

Los miembros del Comité de Viajeros de la Libertad de Washington, camino a Washington, D.C. cuelgan afiches de las ventanas de un autobús para protestar contra la segregación, Nueva York, 1961.