english

La Ciudadanía

Citizenship

Albert Einstein recibe su certificado de ciudadanía Americana del juez Phillip Forman,  1941.

Con la excepción de los indios americanos, todos los ciudadanos de los Estados Unidos o sus antepasados vinieron de otra parte del mundo. Volverse ciudadano de los Estados  Unidos implica ser parte de una redefinición de lo que significa ser estadounidense, a medida que nuevas corrientes de inmigrantes han creado nuestra nación multicultural.

Desde la aprobación de la Enmienda Décimocuarta a la Constitución de los Estados Unidos, todas las personas nacidas en los Estados Unidos automáticamente se vuelven ciudadanos, a diferencia de un sistema anterior basado en el Acta de Naturalización de 1790 que limitaba la ciudadanía a los blancos. Los inmigrantes tienen que pasar por un proceso de naturalización por medio del cual juran lealtad a los Estados Unidos y prometen defender la Constitución y aceptar las responsabilidades de la ciudadanía.

Tres inmigrantes recitan el juramento de lealtad en una ceremonia de ciudadanía en LaGuardia Community College, 2006

Después de volverse ciudadanos, los inmigrantes han ejercido el derecho al voto como medio de participación política y uso del poder. En el siglo diecinueve en los Estados Unidos, estos nuevos ciudadanos—principalmente irlandeses y alemanes—se volvieron leales partidarios de Tammany Hall, un establecimiento político que les facilitaba trabajos, apoyo y beneficios a los inmigrantes a cambio de sus votos.

En el siglo veinte, una coalición de los italianos y judíos de Nueva York eligió a Fiorello LaGuardia como alcalde. Después de la Segunda Guerra Mundial, nuevos inmigrantes de las Antillas Británicas y, más recientemente, de la República Dominicana se han constituido como importantes bloques electorales y activistas políticos en la Ciudad de Nueva York. En 2005, Antonio Villaraigosa, un mexicano-americano, fue electo alcalde de Los Angeles.

Las leyes como el Acta de Reforma de la Asistencia Pública de 1996 y la Proposición 187 de California en 1994, que restringieron el acceso a beneficios gubernamentales por parte de los inmigrantes, instaron a más de un millón de inmigrantes a nacionalizarse en sólo un año. Estos nuevos votantes cambiaron la cultura política no sólo de California, sino también de Texas y muchos otros estados. La historia y el debate político actual han demostrado que el poder electoral de los inmigrantes permanecerá como una parte importante de la cultura política de los Estados Unidos.

Citizenship

Yetta Mark inicialmente se hizo ciudadana por medio de su matrimonio con Jacobo Mark. Perdió su nacionalidad al enviudar. Volvió a solicitar la ciudadanía y la obtuvo en 1933.