english

La Educación

Christine Lynch le enseña a tejer a su nieta Christine Gumper, Astoria, Queens, 1947

Las escuelas públicas se iniciaron en el siglo diecinueve como un intento de proveer una educación general para todos, pero también trataban de inculcar los valores americanos en los inmigrantes y sus hijos. Como respuesta, muchos grupos de inmigrantes formaron escuelas parroquiales para proveer una educación que mantuviera su cultura y religión.  En la Ciudad de Nueva York en los 1850, el Arzobispo católico John Hughes adujo que las escuelas públicas estaban llevando a cabo un adoctrinamiento protestante. Para impedir que esto ocurriese, logró establecer una red de escuelas parroquiales.  

Los estudiantes de City College estudian en una biblioteca hacia 1900.

A pesar de la creencia de que el camino hacia la movilidad social ascendente para los inmigrantes staba en la educación, la mayoría de los inmigrantes en el siglo diecinueve y la primera mitad del veinte no se graduaba y ni siquiera asistía a la escuela secundaria, ya que muchos niños iban a trabajar para ayudar a sus familias. En 1910, sólo el 10 por ciento de los niños italianos, polacos y eslovacos en Chicago y Cleveland asistían a la escuela después del sexto grado. La asistencia a la escuela aumentó a medida que el tabajo infantile declinó a principios del siglo veinte, debido a la legislación que lo restringió y a cambios en la economía nacional. La educación universitaria, sin embargo, era una rareza entre los inmigrantes, y lo más probable era que sus hijos y nietos en la época de la Segunda Posguerra fueran los primeros miembros de su familia que asistieran a la universidad.

Los niños de la escuela de San Gregorio Magno en Brooklyn en una fiesta de cumpleaños, 2003. Los padres de los niños de izquierda a derecha son de Guatemala y Haití­, Granada y Guyana.

Los inmigrantes que han llegado desde la mitad de los años sesenta se enfrentan a retos para alcanzar sus metas educativas, pero la tasa de graduación de la escuela secundaria ha ascendido a lo largo del tiempo. Entre los inmigrantes latinos, la tasa de graduación de la escuela secundaria subió del 18 al 41% entre 1970 y 2000, con tasas más altas para los niños que llegan a los Estados Unidos antes de los once años.

 

Sentada con su familia vemos a una inmigrante de Liberia que escapó de la guerra civil en su país. Se graduó de la escuela secundaria Robert Wagner Jr. en junio del 2006.

En la Ciudad de Nueva York, la Universidad de la Ciudad de Nueva York ha sido la institución clave para proveer oportunidades de enseñanza superior a los inmigrantes y sus hijos. Reconocida por sus laureados con el Premio Nobel y otros antiguos alumnos distinguidos, CUNY hoy en día educa a más de 220,000 estudiantes, abriendo sendas hacia la clase media para la población inmigrante y la clase obrera de la ciudad.