english

La Movilidad Ascendente

Los alemanes-americanos Julia Ziegler Schmidt, Henry Cassebeer, George Steinway, Frederick T. Steinway, Marie Steinway, F.A.O. Schwarz, Charles H. Steinway, Ida Schwarz y Henry W.T. Steinway juegan croquet en los terrenos de la mansión Steinway en Astoria, Queens, 1888.

Los inmigrantes han venido a los Estados Unidos en busca de oportunidades económicas, a medida que las fuerzas globales políticas, económicas y sociales empujaron a las personas a emigrar de sus tierras. Durante los siglos diecinueve y veinte, la mayor parte de los inmigrantes llegaron a los Estados Unidos no en busca de fortunas, sino para encontrar trabajos que les permitieran sobrevivir y, si se quedaban, para fundar familias. Las oportunidades de movilidad ascendente eran limitadas, y la mayor parte de los inmigrantes sólo podían escalar de oficios no especializados a oficios semi-especializados.

Para la mayoría de los inmigrantes a la vuelta del siglo, la educación no era un camino hacia la movilidad, ya que pocos estudiantes que se graduaban de la secundaria, y muchos menos de la universidad. Esa senda se abriría a los hijos y nietos de los inmigrantes. La movilidad ascendente se caracterizó pocas veces como un cambio “de los harapos a las riquezas”, sino que en la mayoría de los casos el cambio fue “de los harapos a la respetabilidad” en que los adinerados se volvieron acaudalados.

Fatou N’Diaye, dueña de un restaurante senegalés, frente a su restaurante en Filadelfia, 2001.

El éxito a veces se lograba por medio de las destrezas en un oficio, iniciativas  económicas, o simplemente buena suerte.  Los pequeños negocios, que se orientaban hacia grupos específicos de inmigrantes, se han convertido en un camino hacia el éxito (Véase el propietario de restaurante senegalés en la foto a la derecha). Algunos inmigrantes, como la familia alemana Steinway, vinieron con destrezas considerables y algún dinero. En 1853, tres años después de su llegada, empezaron la que llegaría a ser una de las compañías de piano más exitosas de los Estados Unidos. Samuel Rudin, un sastre inmigrante judío graduado de City College en Nueva York, construyó su fortuna familiar en torno a la compra de bienes raíces en el este de la calle 54 en Manhattan. La familia Rudin, después dirigida por sus hijos Jack y Lewis, llegó a destacarse entre los más grandes propietarios y promotores inmobiliarios en la Ciudad de Nueva York y a figurar en los círculos filantrópicos y cívicos de la ciudad.

Una pareja india posa con su auto en Nueva York el Día de la Independencia India, hacia 1990.

Las oportunidades educacionales y económicas han aumentado para los inmigrantes hoy en día, conduciendo a una movilidad social acelerada. Lowell Hawthorne, un inmigrante jamaiquino y graduado de Bronx Community College/CUNY, utilizó sus destrezas culinarias y de contabilidad para abrir la panadería Golden Krust, que suministra comestibles caribeños a 100 restaurantes por todo el país.