english

Legal o Illegal

Legal or Illegal

Una balsa con siete desertores cubanos es avistada por los pilotos de Hermanos al Rescate en el Estrecho de la Florida, Septiembre 8, 1993.

Hasta principios del siglo veinte, las puertas de los Estados Unidos estaban abiertas para todos, excepto los chinos. Pero 8.8 millones de inmigrantes habían llegado entre 1901 y 1910, lo cual condujo a sentimientos en contra de la inmigración. En los 1920, el Congreso aprobó el Acta de Origen Nacional que creó un sistema de cuotas basadas en orígenes nacionales con la intención de detener especialmente a los europeos del sur y del este, a quienes se les consideraba racialmente inferiores. Durante los próximos cuarenta años se hicieron solamente cambios menores a las leyes de inmigración. Pero el movimiento de derechos civiles de principios de los sesenta se enfocó en el aspecto racista del Acta de Origen Nacional. La completa restructuración de las leyes de inmigración sucedió en 1965 cuando se puso fin al sistema de cuotas y se designó la reunificación familiar y la necesidad de destrezas como base para la entrada al país. En 1965 los cambios de las leyes llevaron a una enorme expansión de la inmigración legal de Asia, América Latina, el Caribe y Africa.

Legal or Illegal

Inmigrantes mexicanos ilegales, incluyendo a una mujer que carga un bebé, abordan un avión en Los Angeles, California, para ser deportados a México, 1976.

Desde los 1970, la inmigración ilegal también ha incrementado dramáticamente. Los mexicanos—que históricamente eran empleados por bajos sueldos en los buenos tiempos y luego se vieron obligados a regresar a México cuando creció la oposición a su presencia—son el grupo más numeroso de inmigrantes indocumentados. La inmigración legal e ilegal desde 1965 ha cambiado los Estados Unidos, provocando un conflicto político y social acerca de quién puede y debe ser estadounidense.

Los inmigrantes han venido por mucho tiempo a los Estados Unidos buscando oportunidades económicas o escapando de la persecución. La pregunta persiste: ¿quiénes deben venir, y cuántos? El contraste entre la política de los Estados Unidos hacia los haitianos y los cubanos es sorprendente. Los cubanos huyeron de una dictadura anti-estadounidense y recibieron categoría de refugiados al llegar, mientras que los haitianos, que también huyeron de la dictadura y el caos, estaban más propensos a que se les repatriara o se les aprisionara. A pesar de las murallas y los obstáculos aparentemente insuperables, los inmigrantes siguen escapando las terribles condiciones en sus tierras natales y corren sus riesgos en los Estados Unidos. También continuará el debate acerca de la política de los Estados Unidos sobre la inmigración.