Página Principal
 Las Primeras Damas
 Las Mujeres en la Política
Las Viviendas Comunitarias
Lillian Wald
 La Maternidad
 20,000 Mujeres se Van a la
Huelga
 Eleanor Roosevelt
La Primera Dama del Mundo
 Las Mujeres y el Trabajo
Durante la Guerra
 Mitsuye Endo
Persevera por la Justicia
El Sufragio de las Mujeres
Negras y la Lucha por los...
 El Feminismo y la Liberacion
de la Mujer
 Dolores Huerta - Sí Se Puede
 Las Mujeres en las Ciencias
Título IX y el Desarrollo del
Atletismo Femenino
 
 

El Feminismo y la Liberación de la Mujer

Phyllis Schlalfy encabezó una campaña a nivel nacional para ponerle un alto a la
Enmienda de Igualdad de Derechos en enero de 1977.

En el siglo XX hubo por lo menos tres distintos movimientos feministas u “oleadas.” La primera oleada de feminismo creció de la participación de las mujeres en causas decimonónicas tales como el movimiento antiesclavista. Después de que la aprobación de la Enmienda Décimoquinta a la Constitución de los Estados Unidos proscribió la discriminación en el voto en base a la raza, las activistas feministas se concentraron en campañas para asegurar el sufragio femenino. Hacia 1923, tres años después de la aprobación del sufragio universal con la Enmienda Décimonovena, algunas sufragistas entre ellas Alice Paul, la jefa del Partido Nacional de las Mujeres comenzaron a pedir una Enmienda de Igualdad de Derechos para proscribir todo tipo de disciminación basada en el sexo, una campaña finalmente fútil que duró hasta 1983.

Como los movimientos anti-esclavistas del siglo XIX, el movimiento de derechos civiles de la época moderna respaldó todo tipo de activismo. El surgimiento del feminismo a mediados y fines de los sesenta, especialmente las manifestaciones locales y comunitarias de la liberación femenina, se basaba parcialmente en el reconocimiento del sexismo dentro del “movimiento” constituido por grupos de liderazgo masculine como studiantes por una Sociedad Democrática, el Comité Coordinador Estudiantil No Violento desarrollado con la ayuda de la avezada activista Ella Baker) y otros.

Las mujeres blancas de clase media como Betty Friedan, fundadora de la Organización Nacional de Mujeres (NOW), concebida en función de la defensa de los derechos de la mujer, y Gloria Steinem, fundadora de la revista Ms. en 1972, dominaban la representación de la liberación de la mujer en los medios de comunicación. Pero las mujeres de color, como la reverenda Pauli Murray (graduada de Hunter College; abogada), la organizadora laboral Aileen Hernández, Frances Beal y otras activistas de la Alianza de Mujeres del Tercer Mundo también desempeñaron papeles importantes. Las mujeres de color no sólo encuadraron el feminismo en función de sus propias experiencias, sino que criticaron el concepto de que todas las mujeres compartían la misma condición sin importer la raza, la etnicidad o la clase social.

Kate Millet, izquierda, autora del exitoso tratado feminista La política sexual, escucha mientras habla Gloria Steinem en una conferencia convocada por las activistas de la liberación en la ciudad de Nueva York el 17 de diciembre de 1970.


Las feministas lesbianas como Phyllis Lyon y Del Martin, fundadoras de las Hijas de Bilitis, la primera organización estadounidense de derechos para lesbianas, habían sido miembros de NOW, y Martin fue la primera lesbiana declarada que logró ser elegida a la mesa directiva nacional de NOW. En última instancia, los continuos cuestionamientos y el activismo de las mujeres de color y de las feministas lesbianas, feministas radicales y las jóvenes de todas las tendencias criadas con expectativas de igualdad retaron y ampliaron el movimiento de liberación femenina contemporáneo, fortaleciéndolo a medida que entraba en el siglo XXI y se agitaba en una “tercera oleada.”

La activista veterana Goldie Chu agita en una demostración pro-ERA.
 

Recursos
 Derechos al Voto y a la
  
Ciudadania
 Plan de Estudios
 Una Nación de Inmigrantes
 Archivo
 Programa de Pasantías /
Internships
 Galería de fotos
 Links Relacionados
 Reconocimientos
 Contactos