Página Principal
 Las Primeras Damas
 Las Mujeres en la Política
Las Viviendas Comunitarias
Lillian Wald
 La Maternidad
 20,000 Mujeres se Van a la
Huelga
 Eleanor Roosevelt
La Primera Dama del Mundo
 Las Mujeres y el Trabajo
Durante la Guerra
 Mitsuye Endo
Persevera por la Justicia
El Sufragio de las Mujeres
Negras y la Lucha por los...
 El Feminismo y la Liberacion
de la Mujer
 Dolores Huerta - Sí Se Puede
 Las Mujeres en las Ciencias
Título IX y el Desarrollo del
Atletismo Femenino
 
 

Las Mujeres y el Trabajo Durante la Guerra

Amanda Smith, una afroamericana empleada en la planta de Long Beach de la Compañía de Aviones Douglas.

La Segunda Guerra Mundial resultó ser un momento trascendental para las mujeres americanas. A medida que los hombres se alistaban o eran llamados a filas en las fuerzas armadas y se dirigían al extranjero, los trabajos especializados que antes habían eludido a las mujeres comenzaron a estar disponibles. Alentadas por el gobierno a contribuir al esfuerzo bélico desde sus hogares, las mujeres participaron sembrando jardines para celebrar victorias, realizando labores industriales y alistándose en las fuerzas armadas. Para muchas mujeres, la oportunidad para ganarse la vida de manera honrosa y aprender un oficio no se podía pasar por alto.

Muchas mujeres que escogieron trabajar durante la guerra experimentaron un sentido de independencia y liberación. Les pagaban más de lo que nunca habían recibido (aunque no lo mismo que se les pagaba a sus compañeros hombres) y la liberación de la dependencia económica en los maridos y las familias llevó a multitudes de mujeres a las fábricas.
La imagen en los medios de comunicación de obreras industriales como “Rosita la Remachadora” (“Rosie the Riveter”) creó un icono fácilmente identificable con el movimiento de las mujeres. Estas imágenes ayudaron a que las mujeres se lanzaran hacia los trabajos especializados de la guerra, que las investía con un sentido de logro y satisfacción al saber que estaban contribuyendo al esfuerzo bélico.

El Cuerpo del Ejército de Mujeres (W.A.C.) les ofrecía a las mujeres la oportunidad de mostrar sus habilidades. Hacia fines de la Segunda Guerra Mundial, más de 150,000 mujeres se habían inscrito para servir al país a través del W.A.C.

El Cuerpo del Ejército de Mujeres (Women’s Army Corps; WAC) les ofrecía a las mujeres otra vía para demostrar su competencia. Aparte de las enfermeras, estas mujeres fueron las primeras en unirse a las filas del Ejército Estadounidense. Hacia fines de la Segunda Guerra Mundial, más de 150,000 mujeres se habían alistado para servir a su país en el WAC.

Muchas eran mujeres de color que se habían enfrentado a la discriminación racial en su propia tierra. Algunas japonesas-americanas sirvieron como Wacs, a pesar de que sus familias fueron trasladadas obligatoriamente a campos de relocalización. Las mujeres afroamericanas sirvieron a su país en en la industria y el sector militar a pesar de que se enfrentaban al racismo, salarios bajos y los peores trabajos.

Sin embargo, cuando la guerra terminó en 1945 la seguridad económica recién lograda por las mujeres se vio de pronto amenazada. A medida que los hombres regresaban con sus familias y amistades, también regresaban a los trabajos que habían abandonado. Evidentemente, se esperaba que las mujeres volvieran a desempeñar los papeles tradicionales de esposa y madre. Algunos académicos se refieren al desasosiego y descontento que se atribuyen a este cambio repentino como un estímulo crucial para el movimiento de liberación femenina de los años sesenta.

Después de la guerra, mandaron a 13 japonesasamericanas miembros del Cuerpo Femenino del Ejército para mostrarle a los japoneses como los americanos de descendencia japonesa y para ayudar a construir puentes sobre el abismo cultural.

 

Recursos
 Derechos al Voto y a la
  
Ciudadania
 Plan de Estudios
 Una Nación de Inmigrantes
 Archivo
 Programa de Pasantías /
Internships
 Galería de fotos
 Links Relacionados
 Reconocimientos
 Contactos