Página Principal
 Las Primeras Damas
 Las Mujeres en la Política
Las Viviendas Comunitarias
Lillian Wald
 La Maternidad
 20,000 Mujeres se Van a la
Huelga
 Eleanor Roosevelt
La Primera Dama del Mundo
 Las Mujeres y el Trabajo
Durante la Guerra
 Mitsuye Endo
Persevera por la Justicia
El Sufragio de las Mujeres
Negras y la Lucha por los...
 El Feminismo y la Liberacion
de la Mujer
 Dolores Huerta - Sí Se Puede
 Las Mujeres en las Ciencias
Título IX y el Desarrollo del
Atletismo Femenino
 
 

Las Viviendas Comunitarias : Lillian Wald

Una enfermera visitadora toma un atajo por los techos de las casas de vecindad, 1915.

A la vuelta del siglo XIX, con el aumento en el número de mujeres de clase media y alta que asistían a la universidad, las mujeres que se graduaban ansiaban encontrar trabajos significativos. Un movimiento reformador incipiente atrajo a muchas de estas mujeres talentosas y educadas e inspiró un nuevo campo professional el trabajo social.

El movimiento de viviendas comunitarias llegó a ser la más influyente y trascendental de las reformas urbanas. Las trabajadoras de las viviendas comunitarias trataban de entender los retos a los que se enfrentaban los inmigrantes recién llegados y los ayudaban a ajustarse a vivir en ciudades americanas abarrotadas. Armadas con el conocimiento inmediato de las horribles condiciones en las viviendas, la explotación en el trabajo, la falta de seguridad en las ocupaciones, las oportunidades educativas inadecuadas y la atrocidad de los cuidados médicos, las reformadoras lanzaron campañas para enfrentarse a estos problemas urbanos.

Las enfermeras con los niños delante de un edificio de vecindad.

Una de las líderes en el movimiento de las viviendas comunales fue Lillian Wald, cuyo Asentamiento de la Calle Henry (Henry Street Settlement) y cuya Asociación de Enfermeras Visitantes (Visiting Nurse Association) dotaron a los habitantes del este del bajo Manhattan con programas comunitarios esenciales. Como campeona de los derechos civiles, la dedicación de Wald se ganó los corazones y el respeto de la comunidad inmigrante y la ira de los funcionarios de la ciudad. Wald se consideraba el paladín de los pobres, visitándolos en sus hogares y después denunciando la desnutrición y las condiciones deplorables en que vivían. Entendía las reformas radicales que se necesitaban para rectificar estos problemas y trataba de persuadir a los funcionarios del gobierno local para que entendieran que tenían la responsabilidad de remediar la pobreza.

Una maestra de Head Start le da la bienvenida a un niño en su clase de la East SideSettlement House en el Bronx, ca. 1980.

Mientras que el movimiento de viviendas comunales afectaba a todo el país, las grandes ciudades como Nueva York y Chicago, con enormes poblaciones de inmigrantes, encabezaban el movimiento. Las mujeres como Wald y Jane Addams de la Casa Hull (Hull House) de Chicago crearon programas que confrontaban las condiciones de vida miserables de la comunidad y proveían actividades culturales y entretenimiento para mitigar la tensión de la vida cotidiana en la nueva tierra extraña.

 

 

Recursos
 Derechos al Voto y a la
  
Ciudadania
 Plan de Estudios
 Una Nación de Inmigrantes
 Archivo
 Programa de Pasantías /
Internships
 Galería de fotos
 Links Relacionados
 Reconocimientos
 Contactos